¡Los mejores alimentos para gallinas sanas!

¿Pones gallinas para tener tus propios huevos pero no sabes cómo cuidarlas? No hay problema. ¡Y solo que tengas esta preocupación demuestra que cuidarás tus gallinas de la mejor manera posible!

En este artículo no hablaremos del bienestar general de un gallinero ya que es un tema que no se puede analizar en un solo artículo. ¡Pero nos referiremos a los alimentos más adecuados para que tengas pollos sanos y huevos de excelente calidad durante todo el año!

Tener tus propios pollos puede ser un proceso muy divertido y constructivo de cuidar, especialmente cuando tienes niños pequeños. Descubrirás que los pollos como todas las mascotas tienen su propia personalidad y preferencias. De hecho, si te ganas su confianza, a menudo disfrutarán de tus caricias.

Desde una edad temprana, los pollos necesitan granos y semillas molidos o triturados para aprender a comer y obtener valiosas vitaminas. Hasta que alcanzan la edad de aproximadamente 4 meses, necesitan alimentos para bebés, como avena y trigo partido. Poco a poco la harina se convierte en grano y maíz quebrado para que puedan comer tanto como las gallinas adultas. Las semillas de girasol, las semillas de calabaza y el trigo, son alimentos estables que aportan minerales y oligoelementos a la vez que les dan la alegría de no aburrirse y cavar con los pies para hacer ejercicio.

Así que además del alimento estable que le dará las calorías necesarias a tus pollos, definitivamente necesitan calcio y proteínas, mientras que las alternancias enriquecen su dieta y no dejan que se aburran, algo que hacen con mucha facilidad.

Alimentos ideales para nuestros pollos:

¡Las hierbas como la lavanda, la salvia, el tomillo, el orégano, la albahaca y la menta son excelentes para sus pollos! Puedes plantar alrededor del perímetro del gallinero, diversas hierbas para que las gallinas puedan picar. Las hierbas son excelentes alimentos para las gallinas, dan sabor a los huevos y vitaminas, minerales y oligoelementos.

Verduras de hoja verde como el apio, la espinaca y la lechuga. Si limpiaste tus lechugas y sus hojas exteriores se ven duras, ¡son ideales para tus gallinas! Si te gustan las remolachas pero no cocinas sus hojas, guárdalas para tus pollos. Las verduras de hoja son ricas en vitaminas y fibra, y muchas veces las verás cambiar el color de la yema.

Las verduras como tomates, pepinos, brócoli, remolachas, zanahorias y calabacines son alimentos fantásticos llenos de sabor y variedad para sus pollos. ¡Definitivamente quedará una ensalada, verano o invierno, para alimentar tus gallinas! De hecho, su consumo los mantendrá ocupados durante mucho tiempo.

Por extraño que parezca, el yogur natural colado es un excelente alimento de vez en cuando para aportar la proteína y el calcio necesarios para producir unos huevos deliciosos y de calidad.

Si hiciste pasta y te sobró, ¡no tengas miedo de dársela a tus gallinas! Por supuesto no se debe hacer a diario, pero unos espaguetis una vez a la semana, sobre todo cuando son integrales y preferiblemente sin sal, darán energía a las gallinas y se convertirán también en un alimento – juguete. El pan también es una buena fuente de hidratos de carbono.

¡De la fruta, la lista es interminable! A los pollos les encantan las bayas, la manzana crujiente, la calabaza dulce, la sandía congelada en los meses de verano, las uvas, las peras, el melón y muchas frutas más. Por supuesto también se comen las cáscaras, mientras que la sandía ofrece un extra de hidratación en los días de calor. La calabaza también se puede hervir. Ten en cuenta que en las manzanas es bueno evitar los huesos y las pasas se dan mejor cortadas en pollos pequeños para evitar que se ahoguen.

Si sus gallinas no tienen espacio para cavar el suelo en busca de lombrices, las lombrices secas son una excelente fuente de proteínas. No necesitan mucho, pocos son suficientes, especialmente durante el período en que renuevan su plumaje, ya que se vuelven más vulnerables y propensas a las enfermedades. Los gusanos en sus dieta protegerán su cuerpo y ayudarán a mudar las alas más rápido. Esto es importante porque durante el período que renuevan su plumaje, las gallinas se vuelven más perezosas y no ponen huevos.

Finalmente, una excelente fuente de energía, especialmente en invierno, es la clara de huevo para gallinas adultas pero también para pollos. Ojo, no necesitas alimentarlos con huevos con frecuencia y nunca debes dárselos crudos, ya que empezarán a comerse sus propios huevos. Prefiere uno cada quince dias (si quieres), bien cocido.

Por supuesto, si son libres para pastar, elegirán sus propios manjares y pueden estar seguros de que no se van a morir de hambre. Entre sus comidas favoritas están los gusanos frescos por supuesto para las proteínas, las malas hierbas, los rábanos, las margaritas silvestres y muchas más verduras de la campiña que de esta manera te librarán de deshierbar el jardin.


Que evitar:

por la salud de sus pollos, evite:
– El pan muy mojado porque causa diarrea.
– Cáscara de aguacate ya que es tóxico para los pollos. (aunque la pulpa de aguacate es genial)
– Comida en mal estado o con moho. ¡El hecho de que sean pollos no significa que puedan comerse todas nuestras sobras!
– Legumbres secas o poco cocidas ya que afectan al sistema digestivo y crean problemas digestivos.

Para ti, evita los alimentos que darán sabor a los huevos, como el ajo y la cebolla.

alimentacion de gallinas, alimentos para pollos, mejor alimentos para gallinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 HAPPYGARDENER.GR ALL RIGHTS RESERVED.
error: Content is protected !!